• alandalus
  • Noticias

Las precipitaciones de este último fin de semana en Sierra Nevada, que han dejado un manto de nieve de cinco centímetros en las zonas más altas del macizo montañoso, preparan el inicio de la temporada de esquí, previsto para el próximo 1 de diciembre, si las condiciones meteorológicas lo permiten.


Según han informado a Europa Press fuentes de Cetursa, la empresa que gestiona la estación de esquí, este pasado sábado se registró la primera nevada que ha llegado hasta Pradollano, si bien este lunes el ascenso de las temperaturas ha provocado que se hayan derretido esos primeros copos.

No obstante, las precipitaciones en la estación han permitido que las dos balsas con las que cuenta la estación para la producción de nieve estén llenas y que los cañones estén ya preparados para el inicio de la temporada de esquí. Además, los copos iniciales hacen que el terreno se endurezca y que las futuras nieves se asienten con más facilidad.

Cetursa baraja como posible fecha de apertura, no definitiva, el 1 de diciembre, y asegura que sólo una gran nevada podría dar pie a que la estación se abriera antes de lo previsto, en el último fin de semana de noviembre, como ha ocurrido en otros años.

Fuente: Nevasport