• alandalus
  • Noticias

Carolina Ruiz, hoy sábado disputará el gigante de la Copa del Mundo de esquí alpino de Aspen, declaró a Efe empezar bien la temporada, logrando un resultado mejor que el esperado, como hizo en Soelden (Austria), “ayuda y motiva mucho”.

La andaluza, que desde hace unos años se recicló en especialista en pruebas de velocidad, arrancó la temporada con un guiño a sus orígenes en el gigante (fue subcampeona del mundo júnior en esa disciplina, en la que en 2000 logró su mejor resultado en Copa del Mundo: segunda, en Sestriere (Italia)- al ser decimosexta en la prueba inaugural, en el glaciar tirolés de Soelden,

“Empezar bien la temporada ayuda mucho. Es genial. Ayuda, motiva y te da mucha confianza. Pero no por ello voy a aspirar ahora a estar entre las mejores diez en Aspen. Soy consciente de que en gigante tengo todavia mucho que tabajar y es dificil aspirar a estar tan delante como en velocidad”
Las declaraciones, en conversación telefónica con Efe desde la estación estadounidense de Keystone, las hizo Carolina después de dos semanas de físico en Granada tras las cuales se entrenó durante los últimos días en Loveland y Copper Mountain (al igual que la anterior y Aspen, en Colorado),

“En Copper Mountain entrenamos velocidad y en Loveland hicimos gigante. En total hemos hecho cuatro días de gigante, dos de descenso y uno, hoy, entrenamos supergigante”

Su base de operaciones la ha situado en Keystone, desde donde se ha desplazado a Aspen, donde competirá el sábado,

“Esta vez he ido un poco por mi cuenta, porque cambié los planes. Inicialmente, íbamos a ir a Nakiska (Canadá), pero al haber salido las cosas bien en Soelden decidimos hacer también Aspen”

La esquiadora de Sierra Nevada se entrena desde esta pretemporada junto al equipo francés de velocidad,

“El acuerdo es flexible y aunque esté centrado en velocidad, los días que entrené gigante, también lo hice con las francesas. Mis sensaciones son buenas, pero el objetivo en Aspen no puede ser otro que el que tenía inicialmente en Soelden, que es intentar entrar en los puntos (a los que optan las treinta mejores que hacen la segunda manga). En gigante aún salgo con un dorsal muy elevado.

Carolina, también se entrenó con la eslovena Tina Maze (líder de la Copa del Mundo y ganadora en Soelden) y a la que, junto a la gala Tessa Worley, señala como candidatas al triunfo en Aspen,

“Están muy, muy fuertes. Las dos. Pero no he visto a las austriacas ni a ningún otro equipo, así que tampoco tengo tantas referencias”

Después de competir en Aspen se desplazará a Lake Louise (Canadá), donde la próxima semana se disputarán dos descensos y un supergigante,

“Salimos el domingo, porque el martes ya tenemos el primer entrenamiento. Me gustan mucho estas carreras de Norteamérica, en especial las de Lake Louise, pero allí en descenso nunca logré un gran resultado,

“Siempre me fue mejor en supergigante. No sé qué puede pasar allí, porque no hemos empezado aún con la velocidad. El invierno acaba de arrancar.

” Me alegra poder decir que he vuelto a hacer un buen resultado en gigante. Pero eso no quiere decir que vuelva a ser una gigantista. La disciplina con la que más disfruto es el ‘súper’, aunque también es en la que los errores se pagan más caros. En descenso, al poder entrenar antes, tienes más referencias. Aunque el descenso también me gusta mucho”.