• alandalus
  • Noticias

Siete años después de aquel triunfo de María José Rienda en la estación noruega de Hafjell (5 de marzo 2006), ha llegado el día más grande de Carolina Ruiz. A más de 2000 kilómetros de aquel paraje nórdico, en el edén francés de Meribel, ha firmado la primera victoria española en un descenso. Por sorpresa y contra pronóstico, a sus 31 años, se une al selecto club que componen la propia Rienda y Blanca Fernández-Ochoa. Las únicas que han sido capaces de levantar la voz en la Copa del Mundo. Y eso que la alemana Höfl-Riesch le puso empeño para evitarlo.

La española cubrió la pista de Meribel -sede de los Juegos Olímpicos de Albertville’92-, de 2.660 metros de longitud, con salida a 2.150 y un desnivel de 718, en un tiempo de 1:42.56, veinte centésimas menos que la alemana Maria Höfl-Riesch, que fue segunda. La francesa Marie Marchand-Arvier, tercera, las acompañó en el podio.

“Es un gran día”, proclamaba emocionada la esquiadora española. “Realmente ésta es una gran pista para mí. No hay secreto. Ya me había sentido bien en el entrenamiento. Sólo intenté esquiar como siempre y lo conseguí. Me siento genial. Había trabajado muy duro para esto”, añadía Carolina Ruiz en la mañana más grande de su carrera, tras su buena actuación de esta temporada en Cortina d’Ampezzo (Italia), donde acabó cuarta a las puertas del podio en el Supergigante.

Porque hasta la fecha, su mejor clasificación había sido un segundo puesto conseguido en el Súper-G de Sestriere (Italia), en febrero de 2000, con sólo 18 años, cuando apuntaba a figura. Y en lo que a la modalidad de descenso se refiere, su mayor gesta había sido un séptimo lugar en Aspen 2007 y Cortina d’Ampezzo 2009. De ahí su explosión de felicidad sobre la nieve francesa de Meribel. Sin duda, la más cálida sobre la que nunca antes se había deslizado.

Carolina, nacida hace 31 años en Osorno (Chile) y afincada desde pequeña en Granada, logra de esta forma su primera victoria en la Copa del Mundo y el primer triunfo de España en un descenso. Las otras victorias nacionales en la competición eran propiedad deBlanca Fernández Ochoa, que firmó cuatro triunfos -tres eslalon y un gigante-, y María José Rienda, que se hizo con seis ‘gigantes’ en sus mágicos años 2005 y 2006, en la categoría femenina. Porque el pionero fue Paco Fernández Ochoa con aquel triunfo en Zakopane (Polonia), el 6 de marzo de 1974. Carolina ya forma parte del club.

 

Fuente: El Mundo